viernes, 30 de enero de 2015

Ojalá - Javier Ruiz Taboada.


Ojalá que lo malo pase pronto.
Que las aguas regresen a su cauce.
Que se queden las penas en el fondo
y no lloren por ella ni los sauces.

Ojalá que el consuelo de los tontos
no sea mal de muchos ni epidemia.
Ojalá se nos pase el muermo pronto
y que a la mala sangre le de anemia.

Ojalá que al dolor le de la risa.
Que no tengamos viento que perder.
Que no miremos el reloj con prisa
para que el tiempo deje de morder.

Ojalá que se caiga por su peso
la losa que recubre a los pesados.
Que al mentiroso se la den con queso.
Que caduquen al aire los pecados.

Ojalá que sigamos intentando
que la sangre no llegue más al río.
Ojalá la distancia encuentre un mando
que llene de color cada vacío.

Ojalá que se queden con las ganas
los que suelen robar a manos llenas.
Ojalá que nos lleven a la cama
y nos canten cuentos de sirenas.

Ojalá que los ánimos no cesen.
Que encuentre una salida esta agonía.
Ojalá que las cosas se enderecen
las cosas, y también la economía.

Ojalá que no nos pongan boca abajo
y sacudan lo poco que tenemos
y que a las 12 vayan p'al carajo:
los corruptos, los "cerdos" y los memos.

Javier Ruiz Taboada.