viernes, 22 de julio de 2016

Doscientos latigazos - Ana Elena Pena

Francine Van Hole

Doscientos latigazos 
aún es poco castigo
por cada "te quiero" falso. 
¡Añadan cincuenta más
para devolver el daño!
Estando fresca la herida
ardiendo y en carne viva,
ya pueden cubrir con sal

Ana Elena Pena

************
Hola amigos.
Hay personas que se consideran con el derecho de engañar a los demás para conseguir sus propósitos. Lo hacen sin pudor y sin sentimiento de culpa alguno. Cuando esto es de lo peor que un ser humano le puede hacer a otro. Porque cuando engañamos, estamos quitándole a la persona engañada su dignidad. 
Os deseo a todos un feliz fin de semana.